Jardínes Verticales de Bajo Consumo de Agua

1012431Con este término se denomina a la aplicación de técnicas en el cultivo de jardines para minimizar el gasto de agua, incluyendo, entre otros, la selección de sistemas de riego adecuados, la gestión del suelo, la utilización de especies autóctonas o realizar un mantenimiento poco invasivo que tienda a que las plantas se desarrollen de manera natural.

Estas técnicas se pueden aplicar a todo tipo de jardinería: jardines privados o públicos, patios, terrazas, o incluso en cubiertas vegetadas o en jardines verticales. Es en éstos últimos en los que principalmente se suele considerar en su concepción e instalación que el consumo de agua no es un factor limitante. De hecho, la mayoría de jardines verticales que se construyen en nuestro país son saltos de agua vegetados. Me explico: muchos de estos jardines están realizados con fieltros o fibras que deben mantenerse permanentemente húmedos. Ello garantiza una mejor supervivencia de especies vegetales adaptadas a la humedad, pero a la vez redunda en un mayor consumo de agua. Es por esta razón que nosotros hace unos años nos planteamos el reto de desarrollar un sistema de jardín vertical que pudiese minimizar el consumo de agua y en el que fuese innecesario el suministro continuo de este elemento para su supervivencia.


. Contamos ya con una amplia experiencia, superior a los seis años, de supervivencia de plantas en este sistema. Además nuestra experiencia se complementa con estudios sobre la capacidad de aislamiento térmico y acústico del sistema que hemos realizado en colaboración con las universidades de Lleida y del País Vasco.

Además, siguiendo nuestro permanente afán innovador, actualmente estamos desarrollando un sistema de reducción del impacto ambiental de la fertilización en la jardinería vertical a través de la fitodepuración con lagunas colgantes. Este nuevo concepto se basa en el sistema Cleanleach desarrollado por el Irta (Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias) para eliminación de lixiviados en aguas procedentes de viveros y que ha recibido financiación de la comunidad europea (CIP Eco-Innovation ECO/12/332862).

1012433

Donde se empezó a fraguar la idea de recuperar las aguas de los jardines colgantes. Aquel proyecto no llegó a realizarse, pero la idea de recuperación se ha ido ampliando para incorporar los últimos avances tecnológicos en la eliminación del impacto ambiental de la jardinería, puesto que la jardinería produce impactos, desapercibidos para la mayoría, pero los produce: cuando abonamos o tratamos una plaga o una enfermedad estamos utilizando unos productos que se diluyen en el agua de drenaje y se esparcen por el medio ambiente. Cuando abonamos, lo mismo: vertemos residuos de abonos al medio.
Estamos, pues, trabajando en los distintos aspectos medioambientales en referencia a los impactos producidos por la jardinería vertical, minimizando los mismos y contribuyendo a una mejor y más sostenible gestión de este tipo de jardinería. En concreto nos hemos centrado en:

  • Desarrollo de un sistema de jardín vertical que minimiza el consumo de agua.
  • Gestión de la jardinería vertical para minimizar las necesidades de mantenimiento.
  • Uso de materiales reciclados para la elaboración de módulos para la jardinería vertical.
  • Análisis y maximización de la capacidad de aislamiento térmico con respecto a la edificación del sistema de jardín vertical modular Buresinnova.
  • Análisis y maximización de la capacidad de aislamiento acústico con respecto a la edificación del sistema de jardín vertical modular Buresinnova.
  • Tratamiento de los lixiviados procedentes de la fertilización de los sistemas de jardines verticales Buresinnova.
Con todo ello pretendemos contribuir a una jardinería más sostenible y a mejorar la eficiencia de la arquitectura vegetal.